LA VOZ – El sonido del ALMA

LA VOZ – El sonido del ALMA

Sabela Locuciones

Isabel Núñez

 

 

 

 

 

 

La voz, tu voz, mi voz, es puro sentimiento

 

 

Siempre que sentimos emociones, es en la voz donde es más difícil ocultarlas

 

 

Si nos dan una noticia conmovedora, triste, traumática o dolorosa, lo primero que se rompe es la voz. La voz tiembla, se entrecorta o incluso somos incapaces de articular palabra alguna. Si el dolor es enorme, seguramente tardemos en recuperar nuestra voz natural e incluso puede provocar hasta una afonía o disfonía.

¿Y cuando de repente estamos tan felices que no podemos ocultarlo? No solo se nota en nuestra sonrisa y nuestros ojos brillantes. Nuestra voz se vuelve más aguda y cantarina. Yo he sido capaz de poner voz a un documental de animales salvajes, donde un aguilucho perseguía y cazaba a un pequeño ratoncillo  en una trepidante carrera por la vida y la supervivencia y estar tan feliz que parecía que los dos animales iban a tener una fiesta trasnochada con final feliz.

Lo peor, es esa angustia que se agarra a nuestro pecho y no deja que podamos tomar aire para llenar completamente nuestros pulmones, esa presión que hace que nuestra garganta se cierre y no es posible hacer que nuestras cuerdas funcionen con normalidad. Esa congoja que ni sube ni baja, solo permanece.

¿Pero se puede ser tan buena actriz, como para poder grabar en cualquier momento y transmitir el sentimiento adecuado? La respuesta es SI, pero (y ya sabemos que cuando se pone pero, lo anterior es falso o poco creíble) los que realmente te conocen o los oídos muy expertos, detectan que algo pasa. Lo detectan en la respiración, en la rapidez con la que hablamos, en un no sé qué, que no hay forma de ocultar.

Es por ello, que en cada texto que leemos, cada texto que interpretamos, dejamos un trocito de alma. Porque no hay forma de transmitir algo, si realmente no estamos teniendo esa sensación que llega a todo el que lo escucha.

Por eso, si alguna vez escuchas un texto y te emociona, recuerda que tanto el que lo escribió, como el que lo relató o narró, dejaron un pedacito de ellos, de su alma.

Siempre con ALMA

Isabel Núñez. Sabela Locuciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *